martes, 28 de diciembre de 2010

No es tan fácil

Pero no es tan fácil ponerse en la situación de los demás. Eso no. Las ganas que tengo de no depender de una puta vez de la gente. De que me importe una mierda lo que digan. Pero no, no puedo. Me importa, sí, me importa lo que diga la gente. ¿Qué le hago? No es tan fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario